Esta búho extrañó tanto al hombre que la rescató, que no podía dejar de abrazarlo




GiGi es una búho cornudo. Llegó al refugio Wild at Heart Rescue en Mississippi después de haber sufrido un trauma en su cabeza (probablemente causado por un auto). El golpe le generó una contusión masiva, su cuerpo estaba lleno de parásitos y como si fuera poco, tenía una condición (similar a la neumonía de los humanos) llamada aspergilosis. Como estaba tan enferma, durante su tratamiento en el refugio perdió medio kilogramo de su peso, lo cual es mucho si se tiene cuenta que los búhos cornudos pesan solo de 1 a 2 kilogramos.





Después, algo increíble sucedió.

Doug tuvo que viajar y dejó a GiGi sola por unos días. Cuando regresó, la examinó y ella empezó a mover su cabeza y mover su cuerpo sobre él. Estaba emocionada. 


980x-3
Wild at Heart Rescue 

Lentamente, GiGi se movió hacia su pecho.

Recostó la cabeza en su hombro y extendió sus alas para darle un abrazo a su rescatista. 


980x-1
Wild at Heart Rescue 

La expresión en su rostro era única y evidenciaba lo feliz que se sentía por estar una vez más con él.

Y para el encantador de aves, este momento fue realmente importante. Él cuenta que cuando vivía con sus padres, había un búho como GiGi que descansaba en el granero de la familia. El padre de Doug solía ver el ave, aunque nadie más lo hacía. Sin embargo, el día que el padre de Doug falleció, ese búho apareció (toda la familia lo vio) y luego desapareció entre el bosque. 
“Por alguna razón, cuando esa ave estaba abrazándome, en lo único que podía pensar era en mi padre”.




-Doug Pojeky-


980x-2
Wild at Heart Rescue 

Cuando GiGi se recupera totalmente, será liberada. Será una triste despedida. Pero mientras tanto, Doug podrá seguir disfrutando de sus abrazos. 




Fuente: http://www.upsocl.com/
Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.