Los animales terrestres y marinos más longevos


Mientras la esperanza media de vida del hombre moderno es de 71,4 años, hay criaturas capaces de sobrevivir a varias generaciones de seres humanos, afirman científicos como Marah Hardt, autora del libro 'Sexo en el mar'.

En primer término, es la sencillez del organismo la que propicia la longevidad. Así, una de las especies de esponjas Monorhaphis Chini ha vivido en el planeta, técnicamente, unos 11.000 años. 




Otro ejemplo es el molusco apodado Ming, que murió a la edad de 507 durante la campaña de investigación de animales que habitan el fondo de las aguas de Islandia. Ming ha alcanzado un récord de edad entre sus semejantes, cuya esperanza de vida ronda los dos siglos.

En cuanto a los mamíferos, las ballenas de Groenlandia son las que viven más tiempo, gracias a su lento metabolismo, que les permite vivir en aguas heladas. De acuerdo con algunos científicos, este gigante del Ártico puede superar los 200 años. El animal puede crecer hasta los 18 metros y alcanzar un peso máximo de 100 toneladas. Es también famoso por su cabeza, que ocupa un tercio de la longitud de su cuerpo, y su boca enorme, siempre abierta al nadar para filtrar los crustáceos.




Aunque las especies marinas son las más longevas de nuestro planeta, las terrestres dejan también muy atrás a los seres humanos. Por ejemplo, la tortuga gigante Jonathan tiene 183 años y habita en la isla de Santa Elena. Cuentan incluso que, en su tiempo, conoció a Napoleón Bonaparte, renombrado residente de la ínsula. Desafortunadamente, la leyenda no se corresponde con los hechos, en tanto que el emperador francés murió seis décadas antes de que Jonathan llegara a Santa Elena.

Fuente: http://mundo.sputniknews.com/
Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.