Los abrazos a los perros les provocan estrés y ansiedad


Nuestro perro es nuestro mejor amigo. Lo queremos, lo mimamos, lo cuidamos y, muchas veces, lo abrazamos. Pero, ¿realmente les gusta a ellos? Simplemente basta con observarles, ya que muchas veces gruñen, esquivan al segundo o ponen malas caras. 




Un estudio reciente de la Universidad de Columbia, en Canadá, ha desvelado que el nivel de estrés de los perros aumenta considerablemente cuando les damos un abrazo debido a que se sienten cercados o acorralados, por lo que no es nada aconsejable si no queremos que sufran por nuestra culpa.

Por mucho afecto que tengamos a nuestros canes, es mejor que no se lo demostremos de esta forma. Su reacción es de tensarse son animales de funcionamiento rápido, es decir, que siempre que estén bajo amenaza o estrés tenderán a huir y no a atacar, y al abrazarles les privamos de su espacio vital y les inmovilizamos provocando en ellos mucha ansiedad.




Aunque no siempre sufren estrés debido a los abrazos, para detectar si tu perro está pasando por ello lo mejor es fijarse en si vuelve la cabeza para otro lado, ya que estaría evitando el contacto visual, pone los ojos en forma de media luna dejando una parte de ellos en blanco, agacha las orejas, lame la cara de una persona, bosteza o levanta una pata.

Fuente: http://www.que.es/
Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.