Después de las salchichas con alfileres llegan las albóndigas envenenadas como nuevo método cruel para matar perros

Casos como el del asesino de perros que mataba animales dejando salchichas llenas de alfileres en parques hacen pensar que hay quien tiene una maldad inusitada en su interior





Estas albóndigas envenenadas se pueden convertir en trampas mortales para animales o para niños

Hay algo torcido en la mente de una persona que maltrata a animales. Casos como el del asesino de perros que mataba animales dejando salchichas llenas de alfileres en los parques de Cáceres hacen pensar que hay seres humanos que tienen una maldad inusitada en su interior. Esta perversidad y crueldad han llevado a algunos a idear un nuevo elemento de sádica tortura para indefensos animales: albóndigas llenas de veneno.

La Guardia Civil está investigando la aparición de estas trampas mortales en el barrio de Pajarillos en Valladolid. El descubrimiento fue realizado por un hombre que paseaba por un parque de la zona con su perro la noche del pasado domingo. El animal ingirió una de las bolas de carne, tal y como relata El norte de Castilla, y empezó a vomitar. El dueño trasladó a su perro al veterinario, que pudo actuar a tiempo para salvar al can con un lavado de estómago, y avisó a los agentes.




En una primera inspección, los agentes hallaron algunas de estas albóndigas envenenadas. Posteriormente, los operarios de Parques y Jardines peinaron el parque y retiraron cerca de dos docenas de estas trampas letales.



Esta no es la primera vez que los vecinos de la zona deben enfrentarse a los vandálicos y sádicos intentos de la gente para atacar a los animales. “Otras veces nos han avisado de que habían tirado bolas de carne con alfileres o cuchillas en este parque, que ya es una salvajada, pero nunca con veneno”, destacaba uno de los propietarios consultados por el periódico Norte de Castilla.




Los cuerpos de seguridad han iniciado una campaña a través de las redes sociales para dar con los maltratadores. Además, la Policía Nacional recuerda que en el artículo 337 del Código Penal se castiga, con hasta 18 meses de prisión, el maltrato de un animal que le cause la muerte o lesiones graves, la explotación sexual de animales y el abandono de un animal.



Las víctimas de estas modalidades de maltrato pueden ser animales domésticos o amansados, que habitualmente están domesticados, que vivan bajo el control humano o cualquiera que no viva en estado salvaje. Utilizar armas o medios peligrosos para la vida del animal, ensañarse con él, causarle la pérdida de un órgano, sentido o miembro, o maltratarlo en presencia de un menor de edad serán consideradas conductas agravantes.

Además de la pena de prisión, los maltratadores podrán ser inhabilitados, no sólo para trabajar con animales, sino para su tenencia con carácter general. Si se hubiera causado la muerte del animal se impondrá una pena de seis a dieciocho meses de prisión e inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.




Fuente: http://www.lavanguardia.com/
Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.