Fotógrafos y perros #SanBernardo, un vínculo de explotación





Vecinos reclaman la intervención de la Defensoría del Pueblo por “maltrato animal”. En los últimos días circularon polémicas fotos en las que se ven a canes trasladados en baúles de vehículos. Galería de fotos.

Hubo innumerables quejas públicas, petitorios en el municipio con firmas y fotografías preocupantes. El tema genera polémica cada año, pero todo sigue igual. Se trata de la utilización de los perros San Bernardo con fines comerciales. 




Un grupo de vecinos presentó días atrás una nota en la Defensoría del Pueblo de Bariloche para exigir la intervención del organismo ante el “abuso y maltrato” que, según aseguraron, sufren algunos canes que son usados para ganar dinero. 

Son varias las personas que se ubican en puntos estratégicos de la ciudad para ofrecer a los turistas fotografías junto a los animales. Se encuentran ubicados en la plaza del Centro Cívico, en el cerro Catedral y en el hotel Llao Llao, entre otros lugares.

En las últimas horas, circularon en las redes sociales una serie de imágenes en las que se ve a un perro trasladado en el baúl de un automóvil, aprisionado contra el tubo de gas. En otra foto, también un San Bernardo iba peligrosamente acostado en el baúl abierto de un rodado.

La viralización de las fotos reavivó la fuerte polémica sobre el trabajo animal en la localidad y motivó la presentación de la nota por parte de los vecinos en la Defensoría. En el escrito aseguraron que los canes padecen “largas jornadas” laborales “con exposición al sol sin recipientes de agua visibles para que beban a voluntad, con varias crías menores a los 5 meses”. 




“Algunos son cargados en baúles de autos, en muchos casos montados o apretados contra los tubos de GNC, y con el agravante de llevar las tapas de los baúles cerrados”, afirmaron en la nota que se encuentra en la Defensoría a disposición de los vecinos que quieran acompañar con su firma el reclamo. 

Este medio observó una situación en la que un fotógrafo le pegó una violenta patada a un San Bernardo para obligarlo a subirse a un banco ubicado en inmediaciones de la Iglesia Catedral.





Los vecinos remarcaron que “estas conductas y acciones denotan claramente la violación de las normas ya existentes que regulan la actividad”. Y en este sentido, citaron los artículos 3 y 4 de la ordenanza 494 CM/95. 

En 2014 vecinos iniciaron una campaña en Change.org, una plataforma de peticiones online, para exigir que se prohíba el "trabajo de estas mascotas". Pedían que la ex intendenta María Eugenia Martini prohíba la actividad, pero la iniciativa no prosperó ni tuvo resultados positivos para quienes impulsaron la solicitud. 




ANB intentó dialogar con funcionarios del gabinete del jefe comunal Gustavo Gennuso para consultarles sobre el tema en cuestión, pero ninguno respondió a los llamados. 

Oportunamente este medio habló sobre la problemática con el en ese entonces secretario de Turismo, Fabián Szewczuk, quien aclaró que tiempo atrás se licitaron lugares en donde los fotógrafos podían desenvolverse, pero reconoció que en los últimos años se sumaron nuevos prestadores, lo cual generó que "hoy esos sitios no se respeten". 

El tema genera una marcada dicotomía entre el malestar de la gente, el tinte emblemático y tan característico de la ciudad que posee esta raza de perros, y la fuente de trabajo de los fotógrafos. (ANB)






Fuente: http://www.anbariloche.com.ar/
Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.