#Almassora pide a los dueños de perros mantener limpias las calles





El Ayuntamiento de Almassora enviará el tríptico editado con motivo de la campaña para evitar excrementos de perros en la vía pública a los propietarios de las mascotas. Los receptores de las cartas serán los cerca de 1.500 dueños de perros inscritos en el censo municipal de animales de compañía. El tríptico recuerda a los propietarios sus obligaciones y advierte de las multas de hasta 600 euros por no recoger los excrementos.

“Resumiríamos el conjunto de la información con el último punto, el que se refiere a la convivencia social, y en el que pedimos a los dueños que eduquen a sus mascotas para evitar daños y molestias y así garantizar un clima agradable entre vecinos, que es el que predomina a pesar de que el comportamiento incívico de unos pocos mancha la conducta intachable de la mayoría”, según la concejala de Medio Ambiente, María José Tormo

El folleto incide en que es obligatorio inscribir a los perros en el censo municipal dentro del plazo máximo de tres meses desde el nacimiento o de un mes tras la adopción. El tiempo es idéntico en cuanto a la necesidad de identificar con microchip al animal, mientras que se reduce a 15 días en el caso de perros peligrosos. “Es fundamental cumplir este punto para garantizar un seguimiento y actuar en caso de abandono ”, ha destacado el responsable de Servicios Públicos, Joan Antoni Trenco, impulsor de la iniciativa para informar a los propietarios de los canes.




Además, es obligatorio disponer de la tarjeta sanitaria y vacunar de la rabia a los perros desde los tres meses de edad, siempre bajo asesoramiento veterinario, y si el perro es de raza peligrosa es indispensable licencia administrativa, registrarlo y pasearlo con correa y bozal. La obligatoriedad de la correa es extensible a todas las razas, con la única excepción de las zonas habilitadas para esparcimiento canino.

El tríptico informa también a los dueños de más de cuatro perros de que deben solicitar el permiso como núcleo zoológico. Esta circunstancia implica cumplir unas condiciones higiénicas, sanitarias y de alojamiento. Por último, el folleto incide en que el abandono de animales es ilegal. La sanción puede llegar a 3.000 euros en este caso y hasta 15.000 euros en el caso de perros peligrosos.




Cabe recordar que, además de las cartas, el Ayuntamiento de Almassora ha distribuido más de 50 señales entre farolas y parques públicos que recuerdan la obligatoriedad de recoger los excrementos de animales y las multas por incumplir la ordenanza municipal. La iniciativa forma parte de la campaña “Almassora en acció” que dos veces al mes realiza también talleres familiares de medio ambiente en la localidad.

Fuente: http://www.elperiodicomediterraneo.com/
Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.