Ley de protección animal causa revuelo


En apenas tres días de haber sido promulgada la Ley de Protección y Bienestar Animal, el número de denuncias de maltrato animal ha subido en un 60%, de acuerdo con La Asociación peruana de protección a los animales (ASPPA).

Esta ley, publicada el pasado viernes (8 de enero) en el diario El Peruano, establece entre tres y cinco años de cárcel a las personas que maltraten animales, además de severas sanciones para quienes cometan actos crueles contra los mismos. A través de la ley, el estado peruano establece las condiciones necesarias para brindar protección a las especies de animales vertebrados domésticos o silvestres y para reconocerlos como animales sensibles.




La reacción en redes sociales no tardó en manifestarse. El pasado 7 de enero, el mismo día en que el presidente Ollanta Humala promulgó la Ley 30407, asociaciones como ASPPA compartieron su felicidad con las más de 10 mil personas que siguen sus actividades a través de Facebook, como se lee en el siguiente mensaje:

“Ahora sí siento que es el día más feliz de mi vida ¡Al fin nuestros animales tendrán sus derechos como debió ser hace muchos años!”

En provincia también se celebró la tan esperada promulgación de esta ley, esperada pues el Congreso ya la había aprobado el 19 de noviembre del 2015.




El mismo viernes hubo una convocatoria vía Facebook para reunir gente y festejar en la Plaza Zela de Tacna. Por su parte, la Defensoría Animal de Tacna manifestó su alegría en su muro de Facebook con el siguiente mensaje:

¡¡¡VICTORIA!!! Hoy se promulgó la ley de protección y bienestar animal. Desde mañana sábado (9 de enero) quien cometa un acto de crueldad con los animales se va a la cárcel. Los animalistas celebramos con gran entusiasmo, nos permitirá continuar nuestra lucha hasta lograr que en nuestro país se erradiquen las crueles y sanguinarias matanzas de animalitos para diversión de algunos”.


En conversación telefónica, Cecilia Degregori, presidente del ASPPA, dijo estar feliz y sorprendida con el efecto inmediato de esta promulgación.

“Las denuncias que están llegando a la asociación a raíz de la ley ha aumentado en un 60%. La diferencia radica en que antes mucha gente no denunciaba porque sentían que nada iba a pasar, ahora muchas personas se sienten respaldadas por la ley”, explicó Degregori. “Igual es importante resaltar que aún no hay una autoridad designada para recibir las denuncias… Esta ley le da la obligación a las comisarías del país de atender las denuncias de maltrato animal, pero hay un problema social. ¿Qué pasa? Cuando se trata de denuncias donde un hombre le pegó a una mujer, es difícil que las autoridades reciban el caso, entonces ¿imaginas si vas por un animal? Nos ha pasado, nos hemos topado con respuestas como ‘Ay señora, es solo un gato’ o ‘es solo un perro’. Si la autoridad no tiene conciencia o motivación para hacer cumplir la ley, será muy difícil ejecutarla. Pero bueno, al menos ya contamos con el primer paso que es el respaldo de la ley”.




Uno de los principales objetivos de esta ley, según lo indica en el artículo 2, es “impedir el maltrato, la crueldad causados directa o indirectamente por el ser humano, que les ocasiona sufrimiento innecesario, lesión o muerte a los animales”.

Hacía tiempo que los defensores de los animales esperaban una ley de protección así. Luego de que una ley anterior -la Ley de protección a los animales domésticos y silvestres mantenidos en cautiverio (27265)- fuera promulgada en el 2000 y que durante 15 años no fuera aplicada por no reglamentarse, la presión por una nueva ley se hizo evidente el año pasado.

Con esta nueva ley, quien abandone o cometa actos de crueldad contra un animal, recibirá una sanción de pena privativa de la libertad no mayor de tres años, 180 días de multa e inhabilitación temporal o definitiva -según el caso- para la tenencia de animales. El delito incluye dejar al animal abandonado en la vía pública o ignorar sus necesidades básicas.

De fallecer el animal, la pena privativa de la libertad será no menor de 3 ni mayor de 5 años, de 150 a 360 días de multa y la inhabilitación definitiva para la tenencia de animales.

"WUF celebra este gran primer paso para darle a los animales la vida que merecen”, señaló Joaquín Santa María, gerente general de WUF, una asociación sin fines de lucro que busca generar consciencia sobre la realidad de los perros abandonados en el Perú y que ofrece las herramientas necesarias para combatir el problema y así hacer de la adopción la mejor alternativa. “Debemos seguir trabajando juntos para construir, poco a poco, un mundo mejor para todos los animales", agregó.




Con esta ley, queda prohibida toda práctica que pueda atentar contra la protección y el bienestar del animal, como las amputaciones quirúrgicas o cirugías innecesarias que puedan limitar la capacidad de expresión de comportamiento natural de la especie. Se permiten aquellas que sigan indicaciones médicas.

Eso sí, no todos los animales están incluidos en la Ley 30407. Entre las primeras excepciones figuran las corridas y las peleas de toros. Esta ley tampoco incluye a las peleas de gallos y otros espectáculos declarados de carácter cultural, según dicta el documento en sus disposiciones complementarias finales.

“Hay muchos proteccionistas de animales que están en contra de esta ley por lo que no ha incluido a toros y gallos, pero es importante remarcar que esto es un paso hacia adelante. Lo otro caerá por su propio peso, como está ocurriendo en otras partes del mundo”, aseguró Degregori.

Fuente: http://elcomercio.pe/
Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.