La historia del hombre que alimentaba osos polares


Una rara serie de im谩genes de m谩s de 70 a帽os han demostrado que la preocupaci贸n por el bienestar de los animales no es solo una "moda"... Conoce la historia!

Una imagen que circula en las redes sociales los 煤ltimos d铆as, se fech贸 en los a帽os 70 por la revista rusa "Vokrug Sveta" y fue corroborada como una foto real tomada en 1977 y encontrada pocos d铆as atr谩s por la Sociedad Geogr谩fica Rusa durante una investigaci贸n de im谩genes para una campa帽a de preservaci贸n de los osos.

En ella se puede ver un hombre alimentando un oso polar, mientras uno de los cachorros le toma la pierna y el otro recostado en la nieve lo observa atentamente.

Toda 茅sta historia comenz贸 en 1974 cuando una osa polar fue asesinada luego de destruir una caba帽a en la Regi贸n de Cabo Schmidt, cerca del mar de Chukchi, al Noroeste de Rusia. La osa, ten铆a una cr铆a indefensa que a煤n no sab铆a cazar. 


El hombre de la foto, Nikolai Machulyak, cuid贸 de la peque帽a beb茅 osa y la llam贸 "Masha" (diminutivo de Maria). El le dio alimento a Masha durante 5 meses hasta que un d铆a ella desapareci贸 en la primavera de 1975.

Un d铆a, caminando por el bosque, sinti贸 que algo muy grande ven铆a corriendo en su direcci贸n. Demor贸 un segundo hasta que not贸 que aquello no era un oso cualquiera, sino que era Masha que ven铆a a su encuentro. A pesar de todo y con tanto tiempo separados y Masha ser al final de cuentas un animal salvaje, Nikolai igual apel贸 a su bast贸n para mantener una distancia segura entre los dos.

"Masha se qued贸 intrigada de verme usando el bast贸n, era visible en su cara" cont贸 Nikolai a la revista y agreg贸 "le dije a Masha, si quieres aproximarte de mi, ignora el bast贸n. Ella me entendi贸, pero a煤n as铆 fue asustador, porque no nos ve铆amos hac铆a 11 meses"


Luego del reencuentro, Nikolai tom贸 un poco de carne que usar铆a para comer y se la dio a la osa, que comi贸 con mucho apetito. En los meses siguientes, el se encontrar铆a frecuentemente con ella, que a 茅stas alturas estaba con m谩s de dos a帽os de edad y unos 150 Kg. de peso.

UNA SORPRESA PELIGROSA

Nikolai manten铆a un diario sobre su vida, en el cual registr贸 los encuentros con Masha. En un pasaje el anot贸 que le llev贸 10 Kg de carne de foca para ella. En otra fueron 10 latas de leche condensada dulce (que Masha amaba). A pesar de eso, Nikolai siempre mantuvo el respeto por la naturaleza de Masha. "Fiera es Fiera, pero yo siempre me preparaba mentalmente antes de cada encuentro, yo le dec铆a, solo te pido amistad y no solo para ella sino para cualquier oso cercano que pudiera o铆r. Estoy aqu铆 con las palmas hacia arriba, sin armas, solo latas de leche condensada que te encantan, eres bonita fuerte y graciosa"

En una de las idas a la cueva de Masha, Nikolai fue sorprendido por otra osa que sali贸 de un hoyo y lo atac贸. A pesar de flaca y con el pelo amarillento, ten铆a el doble de tama帽o que Masha en aquel entonces. La vara de madera nuevamente fue un art铆culo providencial y el ruso logr贸 evitar que el animal lo golpease. Luego de la primer arremetida contra 茅l, la osa "extra帽a" tom贸 la carne que era para Masha y se la comi贸, sin dejar su posici贸n amenazante, hasta darse la vuelta e irse.


Nikolai no sinti贸 miedo en la hora del ataque, pero volviendo a casa se iba petrificando paso a paso. El comenta que "llegu茅 a casa temblando, mis piernas eran dos hojas"

"Probablemente la otra osa, expuls贸 a Masha de su cueva, siendo m谩s vieja y m谩s grande pod铆a haber sucedido. Adem谩s de ello, ten铆a m谩s derecho al espacio porque sospech茅 que su ataque sin ser por defenderse se debi贸 a que tendr铆a cachorros" reflexion贸. A pesar del comportamiento nada amigable de la osa "visitante", el hombre volvi贸 al lugar y constat贸 que la osa ten铆a dos cachorros a cargo. Entonces 茅l decidi贸 llevarles comida a los peque帽os, tal como hab铆a hecho con Masha cuando qued贸 hu茅rfana.

La dieta de carne, leche condensada, az煤car y otras golosinas conquist贸 la confianza de la nueva osa y de su familia. Lentamente Nikolai se fue aproximando cada vez m谩s de los animales, a pesar de que su esposa no gustaba nada de esa idea, diciendo siempre "esto va a terminar mal". En ocasi贸n del reportaje en aquel entonces, la osa y sus cachorros se hicieron famosos en Cabo Schmidt y en muchas partes y la gente comenz贸 a querer acercarse para conocerlos, lo que no agradaba mucho a Nikolai que dec铆a "las personas no toman muy enserio 茅sto, ella no es una ardilla. Si ataca a alguien por accidente, van a dispararle"


Nikolai y Masha nunca m谩s se encontraron. Hubo relatos de una peque帽a osa muerta en aquella regi贸n, pero Nikolai se negaba a creer que fuese su amiga, ya que la hembra abatida tenia una coloraci贸n amarillenta de pelo, mientras que Masha era blanca como la nieve.

La Sociedad Geogr谩fica Rusa no sabe cual fue el destino de los h茅roes de 茅sta historia, de la cual, la 煤ltima noticia que se tiene data del a帽o 1977. Por lo pronto a nosotros nos quedar谩n 茅stos registros del relato de una amistad poco com煤n entre un hombre y un ejemplar de uno de los animales m谩s poderosos de la naturaleza.

Es muy triste ver la situaci贸n actual de los osos polares hoy d铆a y debe ser muy triste para Nikolai ver como sus amados osos cada d铆a hoy pierden m谩s y m谩s Kil贸metros de sus habitas, por deshielos por el calentamiento global, como sufren m谩s que antes la caza furtiva, como son arrojados de sus lugares para prospectar petr贸leo...

El hombre deber谩 dejar de acosar y asesinar los animales r谩pidamente, porque estamos frozando inclusive nuestra propia extinci贸n al ser tan destructivos con todo y todos los que nos rodean

Fuente: http://www.seamosmasanimales.com/2015/12/increible-la-historia-del-hombre-que-alimentaba-osos-polares.html?m=1
Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

D茅janos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.