Capataz vendía animales de una estancia

El capataz de una estancia del distrito de José Falcón, departamento de Presidente Hayes, fue capturado junto a un cómplice por la Policía, al ser sorprendido transportando siete animales que sacaron del establecimiento con el objeto de venderlos.



El empleado infiel arrestado result√≥ ser Jorge Luis Valdez Achucarro (33), encargado del establecimiento ganadero “La Morena”, propiedad de Agust√≠n Maricevich y ubicado en el kil√≥metro 15 de la Ruta XII “Vicepresidente S√°nchez”, en el Chaco.

El otro detenido es Luis Antonio Barrios Marecos (52), con arresto domiciliario por un caso de lesión grave tramitado en el Juzgado de Santaní.

Interceptados

El jefe de la comisaría 6ª de José Falcón, comisario principal Guido Colmán, explicó que el procedimiento de interceptación se produjo ayer a las 00:10 en el kilómetro 11 de la mencionada carretera.

Los uniformados ya manejaban el dato de que ambos sospechosos cruzarían por la zona y montaron vigilancia hasta que los detuvieron.

El capataz y su cómplice circulaban en una camioneta Mitsubishi Pajero roja, con chapa ASI 540, perteneciente al primero y que estiraba un carro en el que iban a su vez siete animales vacunos, seis vaquillas y un novillo que ya se encontraba muerto, dice el informe policial.


Al ser interrogado, el capataz confesó el robo del establecimiento en el cual trabaja y alegó supuestas necesidades económicas para justificar el ilícito, conforme a lo que manifestó el comisario Colmán.

Ambos detenidos fueron remitidos a la comisaría de Villa Hayes.

Una pr√°ctica com√ļn

De acuerdo con los datos policiales, los robos de animales de los establecimientos ganaderos con casi una pr√°ctica com√ļn, debido a que en la mayor√≠a de los casos a los due√Īos de las fincas les resulta imposible estar todo el tiempo en su propiedad y controlar el trabajo de los capataces.

Generalmente, los empleados que venden los animales de sus patrones culpan a los abigeos.

Una cabeza de ganado cuesta, normalmente, entre G. 2 millones y G. 3 millones, pero los empleados infieles que incurren en esta pr√°ctica acostumbran a rematarlas por la mitad de precio para asegurarse una ganancia r√°pida.

Fuente: http://www.abc.com.py/
Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.