La historia de Luna por el Día Internacional contra la Violencia de Género (sexo, especie)

Tal vez has escuchado historias parecidas a la que te contaré el día de hoy que internacional mente se celebra el "Día de la no violencia de género, sexo o especie''.
Empezaré contando la historia de Luna, a quien para proteger su identidad decidimos llamarla así.


Luna nació en un barrio pobre al sur de Ecuador, junto con sus dos hermanas y un hermano, no tenían muchas oportunidades de vivir, el gobierno no brindaba atención a los miles de casos como el de ella.
Como en todo lugar alrededor del mundo hay personas que buscan el apoyo de instituciones públicas y privadas que ayuden con recursos para poder sacar a adelante a estas familias, y al gobierno para que legisle a favor de sus derechos, con la respuesta de pocos se embarcaban en este gran camino de lucha incansable.

Luna era blanca y de ojos claros, sin duda un error que ella no decidió tener, con sus características tan llamativas se volvió presa fácil de los cientos de comerciantes y traficantes que habitaban el mismo barrio.

Ella fue robada de su hogar cuándo apenas era una niña y vendida a una familia que ofreció cuidarla y criarla como si fuera su hija.
Unos meses después esta familia con quien ella encontró un hogar la abandono en la calle, ellos salían del país y no quisieron llevarla, fue una decisión difícil pero no tenían opción al no tener papeles que justifiquen su procedencia, sobre todo la atención médica que ella necesito todo ese tiempo y no se la brindaron.

Era de esperarse, Luna volvió a la calle esta vez un poco mas grande, con el miedo y peligro a la que esta expuesta no le toco mas que afrontar la realidad y arreglárselas por si misma.

Años después Luna quedo embarazada producto de una relación con un desconocido del lugar con una historia parecida a la de ella.
Luna tuvo dos hijas y como toda madre luchadora las saco adelante por si sola, buscando a diario en la basura un poco de comida para alimentarlas, o vagando por las calles esperando que alguna persona le brindara un plato de comida o agua.
La indiferencia que sufrió fue grande, a las personas no les importa lo que les pasa a los demás si en ellos se encuentran bien es lo que pensaba Luna.

Por unos meses vivió bajo un puente junto al río, entre el frío de las largas noches y el calor de las tardes seguía su vida hasta que una noche una persona se le acerco ofreciéndole comida y agua, ella accedió por el hambre que tenía. Mientras ella comía no se dio cuenta que este hombre metía en un caja a sus bebés, desesperada subió al vehículo para estar junto a ellas.

Llegaron a una casa grande muy alejada de la ciudad, pero algo no le gustaba a Luna, mientras ingresaban se escuchaban llantos y gritos, algo ahí se quejaba por algún motivo que ella no entendía.

Ya en el interior de la casa la metieron en una habitación junto a sus bebes que eran todavía pequeñas. Un gran problema acababa de llegar a la vida de Luna, pero lo desconocía.

Pasaron los meses y este señor llamado José se llevo a sus hijas con rumbo desconocido, por mas que ella lucho no pudo hacer nada, el era mas fuerte que ella y cumplió su objetivo separándoles para siempre.

Una mañana fría su captor se acerco y la saco de su habitación, sus piernas entumecidas luego de no haber podido moverse libremente por semanas, no podía mantenerse en pie por mucho tiempo.

En las demás cuartos que habían junto a la de Luna estaban mas como ella, algunas con bebes, otras en estado de gestación, algo raro y malo pasaba en ese lugar!.
El tráfico de vidas era el negocio de este señor, junto con mas como el hacían que sus esclavos preñaran a las demás hembras capturadas que tenia que tenía José en su casa para luego se vendidas al mejor postor. 
Esto era una ruleta que no acababa de girar nunca, siempre capturaban a mas para seguir haciendo dinero suciamente a costa del sufrimiento de todas aquellas que eran violadas una y otra vez.

Luna al no poder pararse fue inseminada artificialmente, una violación a sus derechos que nadie podía parar.
Pasaron los años y cada vez Luna se ponía mas débil, en todo este tiempo ella vio a muchas llegar a este lugar, también vio a muchas morir sin que ella pudiera hacer algo.

Los días de Luna llegaban a su final, su cuerpo ya no resistía, su útero estaba destrozado y sus senos presentaban tumores malignos, todo a causa de tener tantos bebés sin periodos de tiempo para descansar.

La ultima preñes a la que fue sometida no funciono, ella ya no podía tener bebes, el estado en el que se encontraba era deplorable y su manutención costosa, cosa que sus captores no iba a pagar.

Fue abandonada en la calle nuevamente pero esta vez ella ya no tenia fuerzas para vivir, toda la vida de sufrimiento a la que fue sometida durante años le pasaba cuenta. Sufría mucho al saber que muchas mas como ella pasarían por la misma historia sin que nadie las ayudara.
Los tiempo difíciles que paso no se lo deseaba a nadie, quería que todo acabara y que alguien terminara con su vida. 
Una persona se condolió de su situación al verla en un parque abandonada y sangrando, la llevo al medico para tratar de ayudarla.
Fue diagnosticada con cáncer de útero y de mama, no había mas que hacer por ella, sus días estaba contados. Esta persona que la ayudo se llama Andrés que como muchos ayudaba en casos como el de Luna tratando de hacer lo posible para que vivan bien el resto de sus días.
Al final de todo Luna tuvo la oportunidad de conocer a Andrés que le demostró que habíamos personas buenas en este mundo y le dio la esperanza de que todo este sufrimiento que millones como ella pasaban alrededor del mundo acabaría en algún momento.

El estado de Luna al ser muy grave y después de intentar todo por salvarla, Andrés y el doctor decidieron que era mejor acabar con su sufrimiento, una inyección que es permitida usar en la mayor parte del mundo únicamente en casos donde ya no hay opción tuvo que ser colocado en su cuerpo y enviada a un lugar al que todos conocemos como el puente del arco iris, en dónde están todos aquellos seres inocentes que tuvieron una mala vida en la tierra y en dónde encontrarán la paz que tanto buscaban,

Sabes de quien estoy hablando?
Luna era una perrita mestiza que tuvo una vida miserable, a la que nosotros como humanos la hemos forzado a llevar.
Hoy que es el día de la no violencia de genero o como dicen muchos, el día de la no violencia a la mujer, en este caso yo he decidido contar esta historia para que conozcas lo que pasan los animales, sobretodo las hembras, aquellas que no tienen derechos y son abusadas física y sexualmente a diario a la vuelta de tu casa sin que tu te des cuenta, enfrentando la indiferencia de personas como tu que tampoco hace nada por ell@s.
Hembras que como tu buscan ser escuchadas mediante la voz de las organizaciones que protegen animales y de sus activistas animalistas, que a diario luchamos por acabar con el trafico de especies silvestres, la comercialización de animales domésticos y de compañía, la comercialización de los animales que son considerados para consumo como son las vacas, que cada cierto tiempo son violadas, SI ese es el termino indicado, VIOLADAS para que den la leche que tu tomas a diario mientras sus crías son separadas de sus madres, en el caso de los becerros son amarrados para que no desarrollen musculo y vender la famosa carne de ternero, y las hembras, las vacas continuarán con la misma historia una y otra vez.
Y porque no hablar de las gallinas que son obligadas a poner huevos diariamente confinadas a estrechas jaulas, llenas de suciedad, de excremento y con el riesgo de llegar al canibalismo entre ellas por el estrés provocado. Pollos que al nacer en maquinas incubadoras son triturados vivos para ser los famosos nuggets de pollo, mientras las hembras seguirían la misma historia.

Esto es solo una parte de lo que pasan millones de animales hembras alrededor del mundo, mientras muchas personas marchan por la igualdad de genero, yo les invito a marchar por la igualdad de especie, porque hoy será la violencia contra la mujer y mañana la violencia hacia los animales lo que este de moda, busquemos un trato justo entre todos, no somos mas que nadie ni nadie es mas que nosotros, TODOS SOMOS IGUALES, ningún animal-racional ("humano") ni ningún animal-no-humano merece ser tratado ni tener la misma historia que LUNA.
Tu tienes la oportunidad de hacer que estas historias tengan un final feliz, adopta y no compres, se vegetariano y después vegano, participa como voluntario de alguna organización que protege animales, en todo lado hay una, involucrate, se parte del cambio, de la solución y no del problema, en nuestras manos esta acabar con la violencia y guerras en el mundo.

Con esto no quiero ofender a nadie sino dar ese impulso a cambiar, a hacerlo por los demás y sobretodo abrir los ojos y expandir nuestra visión a lo que no vemos o estamos acostumbrados a ver.

Déjame tu comentario:
De quien pensaste que trataba esta historia?
Que tanto te impacto esta historia y su final?
Que opinas sobre buscar la igualdad de especie entre animales y animales-humanos?


Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.