¿Cuántos animales rescatados son demasiados para un hogar?

Tener en tu casa más animales de los que puedes ayudar no soluciona el problema, y más bien crea uno nuevo. Tener a un perro o un gato sin sus necesidades básicas cubiertas le causa sufrimiento, y te puede traer problemas como dueño.


El amor por los animales lleva a muchas personas a acoger, desinteresadamente, a un perro o un gato que se encontraron abandonado en la calle, quizá herido, hambriento, sediento, o pasando frío y lluvia.

Rescatar a un animal abandonado es un acto muy noble, pero no toda persona está preparada o en capacidad económica y de tiempo para hacerlo. Si no se toma esto en cuenta, el acto noble del rescate puede derivar en un verdadero problema de bienestar animal y de salud.

El problema es aún mayor si ese perrito o gatito se convierte en el primero de muchos otros, que hacen de la situación de la casa que los adopta algo insostenible.

Para ayudar a alguien más, inclusive un animal, es vital estar bien uno mismo. Por ello, primero asegúrate de tener suficientes recursos para mantenerlo –espacio en tu casa, dinero para alimento, medicamentos y castración, y tiempo para dedicarle al perro o gato--. Recuerda que una mascota representa un compromiso de entre 10 y 15 años.

Si no piensas quedarte con el animal a largo plazo, sino que buscarás que alguien más lo adopte, igualmente deberás invertir en vacunarlo, desparasitarlo, castrarlo, y darle hogar y alimento hasta que encuentres un nuevo hogar.

Otras opciones

El rescate y la adopción no son las únicas formas en que puedes ayudar a los animales abandonados. Educar a las personas de tu comunidad para que comprendan la importancia de la castración, de la vacunación y de no abandonar a los animales es una solución mucho más efectiva a largo plazo.

Para esto, puedes organizar actividades sobre bienestar animal en tu barrio, como charlas o ferias, por ejemplo, e invitar a un veterinario para que explique a las familias cómo pueden ser dueños responsables.

También puedes apoyar con donaciones a las organizaciones que protegen a los animales promoviendo el bienestar animal, o ser voluntario en un refugio de tu localidad.

Evalúa tu situación

Ten muy presente lo siguiente: por más que quieras ayudar a los animales de la calle, tener en tu casa más de los que puedes ayudar no soluciona el problema, y más bien crea uno nuevo. Tener a un perro o un gato sin sus necesidades básicas cubiertas le causa sufrimiento, y te puede traer problemas como dueño.

Si ya estás en una situación apretada, y tienes más animales de los que puedes cuidar, haz todo lo posible por encontrarles un hogar donde puedan vivir en mejores condiciones. Habla con organizaciones locales, con tus vecinos, familiares y amigos, para conseguirles nuevos dueños.

Y si ves a un animal abandonado en la calle y sabes que no puedes recibirlo en tu casa, contacta a una organización de tu país que pueda encargarse de él y darle la atención necesaria.

Fuente: http://www.worldanimalprotection.cr/noticias/cuantos-animales-rescatados-son-demasiados-para-un-hogar

Comparte en Google Plus

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario y comparte esta noticia en redes sociales.