Alimentación y Cuidados felinos: Consejos básicos para criar a tu Gato Cachorro



Cuando se trata de criar gatitos, la filosofía es bastante similar a la de la crianza de los hijos. Si les proporcionas el cuidado y la formación adecuada cuando son jóvenes y cachorritos, aumentan las probabilidades de que van a crecer para ser gatos adultos sanos y bien adaptados. Así que si acabas de adoptar un gatito, comienza a incorporar estos consejos tan pronto como sea posible: Alimentación y Nutrición en cuanto a las Edades, Sociabilización y Comportamientos felinos.

//
No trates a tu gatito cachorro al igual que un gato adulto

Al igual que un bebé humano, el cachorro felino tiene necesidades muy diferentes a las que un adolescente, un gatito tendrá necesidades de atención distintas de las de un gato completamente madurado. Además, debes tener en cuenta las distintas etapas en el desarrollo de éste para su mejor cuidado.

Menos de 8 semanas de edad: Alimentación a Biberón

A esta edad temprana todavía debe estar con su madre y su camada de “hermanitos”. Debido a que los gatitos jóvenes son incapaces de regular su propia temperatura, se basan en una sola base de calor cuerpo a cuerpo para sobrevivir. Además, siguen desarrollando la visión y la coordinación de las patas. Si adoptas a un gatito huérfano en este grupo de edad, necesitarás cuidados especiales, incluida la alimentación con biberón al gatito cada 2 horas hasta las 4 semanas de edad.

8 a 1 semanas: Comienza el Alimento Balanceado

Los gatitos suelen ser destetados a las 8 semanas y deben comer la comida balanceada (las croquetas) de gatito en esta etapa. Otros grandes cambios comenzarán a ocurrir durante este período. A medida que tu gatito comienze el desarrollo de habilidades motoras complejas se convertirá en una fuerza de la naturaleza (correr, saltar, jugar). Este es un período encantador, pero también uno que puede ser peligroso para tu gatito si no es supervisado adecuadamente. Aquí comenzarás a iniciar el establecimiento de límites para y mantenerlo en una habitación cerrada segura mientras que no puedas supervisarlo.

2 a 4 meses: Un 30% de Proteína, 3 a 4 veces al día

Esta representa una fase de rápido crecimiento para los gatitos en el que van a tener casi 3 veces más energía que un gato adulto. Ellos necesitan de 3 a 4 comidas individuales al día durante este tiempo (que se dice que deben tener un 30% de proteína).

4 a 6 meses: medurez sexual, sobrepeso u obesidad, y “alimentación libre”

Están llegando a la adolescencia y, por lo tanto, la madurez sexual. Hable con un veterinario para pautar una posible castración o esterilización antes de que llegue a esta etapa para evitar hábitos desagradables como la “fumigación territorial” y “encontronazos” accidentales con el sexo opuesto.

Pero además deberás tener en cuentas sus necesidade alimenticias. Los gatos jóvenes necesitan alimentación de modo más frecuente. Está bien para los gatitos jóvenes una “alimentación libre”, un acceso ilimitado a su disposición durante todo el día, y luego hacer la transición a las harina comestibles alrededor de los 4 a 6 meses de edad.

La alimentación de libre elección tiene el beneficio adicional de reducir la distensión del estómago como consecuencia de la rápida ingesta. También ayuda a los gatitos de bajo peso o de crecimiento lento. Por supuesto, no es la mejor opción para los gatitos con sobrepeso u obesidad. Para estos gatitos, porciones medidas es lo mejor hasta pasar a una mejor opción. Comprueba las medidas recomendadas en los paquetes de comida. Incluso con las necesidades energéticas de gatitos, la sobrealimentación puede llegar a ser un gran problema.

Especialmente bueno controlar la ingesta en la época de la esterilización y castración, lo que aumenta el riesgo de obesidad. La prevención de la obesidad es preferible que sea abordada una vez que ya ha ocurrido.
Buen Comportamiento: Las “Golosinas” y Recompensas Comestibles

La socialización y el entrenamiento de tu gato recibe durante su etapa temprana afectarán lo bien que interactúe con la gente y otros animales cuando sea mayor.

Como “padre” o “madre” de un nuevo gatito, serás tú quien deba guiarlo y mostrarle que el mundo es un lugar maravilloso. Considera la posibilidad de probar algunos de estos métodos de entrenamiento y socialización:
Enséñele a usar la caja de arena / piedras colocándo al gato en ella después de las comidas y sesiones de juego
Acariciarlo con frecuencia
Presentarle juguetes
Permítele experimentar diferentes superficies para caminar (alfombras, pasto, etc.)
Llévalo fuera con correa
Dale objetos para explorar, como cajas
Escuchar música a alto volumen y haz ruido
Invita amigos y pídeles que juegen con él y le den “premios” comestibles
Proporciona alternativas para arañar apropiadas y recompensarlo con juguetes, palabras o golosinas cuando los utilize
No reprendas el mal comportamiento, en cambio, ignorarlo cuando muestra una conducta inapropiada, esperando que lo deje por sí mismo
Siempre se paciente

La “regla del 10% de calorías” y alimentos prohibidos

Está bien para alimentar a tu gatito con golosinas o “premios”, siempre y cuando sigas la “regla del 10% de calorías”. Esto significa que esos “premios alimenticios” deben constituir menos del 10% de la ingesta total de calorías de tu gatito. Pero esto no significa que sea una buena idea convertir tus sobras de comida en golosinas para tu gatito. Además, debes tomar precauciones con los siguientes alimentos:
La carne cruda o el hígado pueden contener parásitos y bacterias dañinas.
Los huevos crudos pueden contener salmonella y pueden disminuir la absorción de vitamina B, dando lugar a problemas de la piel y pelaje.
Pescados crudos pueden llevar a una deficiencia de vitamina B, causando la pérdida de apetito, convulsiones e incluso la muerte.
La leche puede causar diarrea en los gatitos destetados porque pierden la enzima necesaria para descomponer la leche.
Además, las cebollas, ajo, chocolate, café, té, pasas o uvas pueden ser tóxicos para los gatitos.
Hacer del Cuidado Preventivo una Prioridad

Para ayudar a asegurar que tu gatito tenga una vida sana, comienza temprano con el cuidado preventivo.

Programa una consulta temprana con el veterinario

No importa el motivo, programar una primera cita con el veterinario dentro de 1 semana de haber llegado a casa es importante. Las visitas tempranas y frecuentes al veterinario ayudarán a socializar a su gatito con el veterinario y ayudar al veterinario a establecer una línea base para la salud de tu gatito.

Pregunta acerca de los parásitos intestinales, pulgas y del gusano del corazón. Pero también es importante tener en cuenta cuestiones alimenticias. Por ejemplo, el peso de un gatito puede duplicarse o incluso triplicarse durante las primeras semanas de vida. Para apoyar este explosivo crecimiento, así como altos niveles de actividad, tu gatito puede tener el triple de las necesidades energéticas que un gato adulto.

Agua y Cantidad de comidas al día

Estas necesidades de alta energía hacen que sea más difícil para los gatitos obtener suficientes calorías en una sola comida. Así que, la mayoría de los gatitos deberían comer por lo menos 3 o 4 comidas al día. Es también una cuestión de comodidad, ya que les gusta “picar” entre comidas.

Las necesidades de los gatitos en cuanto a la grasa, algunos ácidos grasos, y la mayoría de las vitaminas son las mismas que para los gatos adultos. Ésto te lo dirán casi todos los veterinarios. Pero los gatitos tienen una mayor necesidad de proteínas, aminoácidos, y minerales, así como también algunas vitaminas. Por ejemplo, los gatitos deben recibir el 30% de su energía en proteínas.

Por estas razones, la mayoría de los expertos recomiendan que alimentes a tu gato especialmente con alimentos de gato formulados para la edad. Aunque algunos alimentos para gatos son etiquetados como “apropiado para gatitos de todas las edades”, no son apropiados para tu gatito a menos que las pruebas de alimentación sean apoyadas con la etiqueta de salud apropiada.

Agua: no olvides de proporcionarle un montón de agua dulce, es una clave para mantener a los gatos de todas las edades saludables.

Recuerda que, ante la duda, lo mejor es consultar a un veterinario para obtener instrucciones y consejos específicos.
Antioxidantes

Tener una vida sana es una preocupación a la alza; hoy en día es un tema que se incluso se refleja en el cuidado de nuestras mascotas.

¿Por qué necesitan antioxidantes?

¡Porque contribuyen a una vida saludable! Alimentar a tus mascotas con productos que contengan antioxidantes ayudará a complementar y balancear su dieta.

La eficacia de los antioxidantes para prevenir enfermedades está científicamente demostrada. Además, el consumo de vitamina E, Betacaroteno y Luteína mejora la inmunidad celular y humoral. Se refleja en menos enfermedades, mejor pelaje y retraso del envejecimiento.
PURINA® CAT CHOW®

Sabemos que la relación con tu gato es muy especial, es por eso que la familia de PURINA® CAT CHOW® ofrece alimentos completos y balanceados para un desarrollo sano y un buen sistema inmunológico. Gracias a su contenido de antioxidantes, proteínas, aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales, mantenemos la nutrición adecuada en cada etapa de su vida. Hacer el cambio a un alimento con antioxidantes hará a tu gato

Fuente: <ascota Doméstica
Comparte en Google Plus